Barnaflat y una guía de cómo organizar eficientemente una mudanza

/COMUNICAE/

Cambiar de vivienda puede ser una situación muy gratificante y repleta de nuevos entusiasmos y expectativas. No obstante, el proceso mismo de mudarse puede también ser una experiencia aterradora y desgastante. Esto se debe a que, pese a que representa la oportunidad de cambiar algo en la propia vida, también significa dar vuelta la casa, ponerla patas arriba y guardar la vida que se ha construido en cajas para volver a empezar

Por eso, desde Barnaflat brindan una guía de cómo organizar de forma eficiente una mudanza para lograr que sea una experiencia más sencilla.

Los primeros pasos para organizar eficientemente una mudanza, de acuerdo con Barnaflat
Según explican desde Barnaflat, la clave principal para poder llevar a cabo una mudanza de la forma más adecuada es empezar a organizarla unas semanas antes de la fecha en cuestión. Así, se va a tener tiempo suficiente para poder realizar un recuento de lo que se va a trasladar, estimar la cantidad de cajas que se necesitan, adquirirlas y, además, empezar de a poco a empaquetar aquellas cosas que no se necesitan para todos los días y que ya se pueden ir guardando. Hay que tener en cuenta que ir empaquetando con tiempo da la posibilidad de hacerlo bien, con cuidado, separando las cosas frágiles y ordenando todo de una forma adecuada.

Cuanto antes se comience a organizar la mudanza, explican en Barnaflat, mejores serán los resultados. Hay que recordar que será necesario probablemente pedir el día en el trabajo, buscar una empresa de transporte, analizar las características del edificio para asegurar la manera en la que se desalojarán los paquetes, hay casos en que los elementos no pasan por los pasos, o pesan demasiado para cargarlo en ascensor, o simplemente no entran, o los giros de las escaleras, momentos en los que muchas veces uno se da cuenta que se ha de realizar la operativa de otra manera, en según que casos incluso se ha de pedir permiso al Ayuntamiento para instalar los camiones y/o cortar la acera o vía pública, entre otras cosas.

Un consejo que brindan es hacer la mudanza más liviana comenzando a deshacerse de todas aquellas cosas que se fueron acumulando, pero no se usan, evitando llevar a la nueva casa objetos innecesarios que ocupan espacio y que no tiene sentido mantener. Haciendo la mudanza con anticipación, es posible llevar a cabo una buena revisión y regalar, donar o tirar aquellas cosas que no se usan.

¿Cómo elegir el tipo de transporte?
Una vez que se ha superado la fase de planificación, explican desde Barnaflat que es importante buscar el tipo de transporte de mudanza más adecuado. Para esto, primero se va a pensar si se requiere de una empresa de mudanza o si se va a realizar el movimiento por cuenta propia. Muchas veces, alquilar una furgoneta y hacerlo uno mismo puede ser más económico. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si es necesario movilizar muebles y objetos sensibles y no se tiene experiencia, se puede estar corriendo el riesgo de romper algo o de necesitar mucho más tiempo, fuerza y medios (como un elevador) para hacer la mudanza cuidadosamente.

Por eso, lo que se va a valorar al determinar este punto es la cantidad de muebles a transportar, su peso, el presupuesto del que se dispone y la ayuda a la que se puede acceder. En caso de poder afrontarlo, la opción profesional puede ser la más veloz, cómoda y la que brinde mejores garantías de que todo lo que se traslade estará protegido.

Trucos indispensables para organizar la mudanza, según Barnaflat

Si ya se han resuelto los pasos anteriores, es momento de comenzar a embalar. Desde Barnaflat ofrecen algunos trucos a tener en cuenta que ayudarán a hacer del proceso algo más eficiente:

  • Desmontar habitación por habitación sin intentar abarcar la casa en su totalidad desde el principio.
  • Elegir cuidadosamente dónde se va a guardar cada cosa, comenzando por los objetos de valor y los más importantes, a fin de saber desde el comienzo dónde están.
  • Limpiar los objetos antes de empaquetarlos.
  • Escribir claramente el contenido de cada caja y, en lo posible, también el tipo de habitación al que pertenece. Por ejemplo: «platos, cocina».
  • Armar una caja que funcione como kit para la primera noche, donde se pueda colocar todo lo indispensable para el primer día. Esto ayudará a llegar a la nueva casa y descansar, sin necesidad de abrir varias cajas para poder pasar la noche.

Por último, se debe recordar, que es indispensable dejar el piso limpio una vez se ha vaciado, incluyendo nevera, horno, baños, interiores de armarios y cajones, ventanas, etc.

Estos trucos ofrecidos por Barnaflat pueden ser de gran ayuda para convertir la experiencia estresante de una mudanza en algo satisfactorio y que brinde los mejores resultados.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico