La industria y producción ovina y caprina en España se encuentra en una «situación límite»

/COMUNICAE/

Anafric, asociación cárnica española, ha organizado una Reunión Sectorial con empresas del sector ovino y caprino donde se ha expuesto la situación «preocupante» que vive el sector. La tendencia del consumo nacional a la baja, el incremento sostenido de los costes de producción y la inflación, la disminución de la cabaña o la disminución de los flujos comerciales con Europa, entre otras causas, han puesto al sector en «una situación límite»

José Friguls, presidente de Anafric, ha expresado su preocupación y ha animado a los presentes «a intercambiar las problemáticas comunes para encontrar perspectivas de futuro para el sector». Al mismo tiempo también se ha acordado pedir a las autoridades españolas que consideren al sector ovino y caprino como «prioritario» no sólo por su importancia económica, sino como futuro para una parte importante de la España rural. 

Situación compleja
En la reunión que ha tenido lugar en el Palacio de Santoña de Madrid, el encuentro ha transcurrido en un ambiente participativo, donde las cerca de 50 empresas asistentes han puesto en común las principales problemáticas del sector. Entre ellas, los representantes del ovino y caprino han destacado sobre la mesa:

  • La disminución de la cabaña y el descenso en el número de cebaderos.
  • El encarecimiento de la energía, el combustible y las materias primas.
  • La tendencia a la baja del consumo de las carnes.
  • El alto precio de la carne de ovino.
  • La inflación disparada, que dificulta la liquidez de los trabajadores y los consumidores.
  • Las cargas administrativas.
  • Las amenazas sanitarias.
  • La falta de relevo generacional.
  • Las ayudas inexistentes al sector.

Análisis del sector
El sector de ovino y caprino está en un momento de cambio
. Si la tendencia de consumo de este tipo de carne ha ido disminuyendo en los últimos años, la pandemia por la covid y las huelgas de transportes, junto con las nuevas tendencias alimentarias globales han supuesto un duro golpe para el sector.

La solución se podía encontrar en los intercambios comerciales con Europa. Con el Brexit, España es el primer productor de la UE, ya que parte de la cuota del cordero del Reino Unido fue sustituida por el cordero español. «Las exportaciones han permitido mantener el equilibrio y sobrevivir al sector, pero Europa no responde como antes«, explica Friguls.

Si a las problemáticas anteriores se le unen las actuales de inflación alta y costes de producción inasumibles, «el sector está yendo por una vía de no retorno».

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico