¿Te atreves a probar un nutricionista online?

El uso de internet y la creciente digitalización en todo el mundo han llegado a la nutrición. Los métodos tradicionales de consulta han evolucionado y hoy se puede ver un nutricionista online, sin necesidad de tener que estar cara a cara, lo que facilita el hecho de obtener una asesoría nutricional completa.

Ventajas de los nutricionistas online

 

Los nutricionistas online pueden ofrecer un servicio de calidad y que aporte valor lo mismo que uno tradicional, pero además aportan las siguientes ventajas:

 

  • Flexibilidad de ubicación. La consulta online se puede llevar a cabo en diferentes lugares del mundo. Simplemente con tener una buena conexión y un ordenador o smartphone se puede dar paso a la consulta.

  • Flexibilidad de horarios. Paciente y nutricionista pueden acordar el momento en que se llevará a cabo la consulta. La consulta online se puede realizar tantas veces sea posible, siempre y cuando establezcan un horario para ello. Incluso en una emergencia, una consulta online es la forma más rápida de tener una conversación.
  • Compromiso. Paciente y nutricionista pueden participar fácilmente en consultas online. Minimiza el número de cancelaciones porque puedes unirte donde sea que estés.

  • Tiempo y costes. Las consultas online son mejores que una presencial, ya que no se requiere tiempo de traslado en transporte y perder tiempo en la espera. Solo una buena conexión y puedes tener la consulta en casa.

  • Seguimiento puntual. Tener a un nutricionista con tan solo apretar un botón facilitará bastante el proceso de seguimiento puntual del plan de alimentación saludable y aumentar la posibilidad de alcanzar objetivos. También permitirá mantener motivado al paciente en la dieta con el trato personalizado.

 

Desventajas de los nutricionistas online

 

No todo son ventajas en este tipo de consultas… Ciertamente, las relaciones interpersonales son más fáciles cuando son cara a cara, aunque la cantidad de herramientas de  videoconferencia disponibles hoy día ha contribuido , sin duda, a mejorar este aspecto.

 

Por otro lado, sin duda la mayor dificultad se  da en cuanto a la medición de resultados: todos tenemos en casa una báscula, pero es posible que para poder acceder a una consulta online debamos adquirir un aparato más moderno, con medición de líquidos y grasa, para que el especialista pueda hacer un seguimiento más pormenorizado.

 

Esto, que supondrá una inversión un poco más elevada al principio, nos permitirá disfrutar de todas las ventajas que tienen las consultas online, que sin duda ganan enteros respecto a las presenciales tradicionales.